5 de octubre de 2012

¡Carbono versus Silicio!


¿Por qué el Si no fue seleccionado para la vida, a pesar de su mayor abundancia y, sí lo fue el C, que se halla en proporciones mínimas en los sistemas inertes (0'18 %)?




La respuesta a esta cuestión se centra en tres características que diferencian al C del Si:



a) La combinación C-O forma un compuesto gaseoso y soluble en agua (dióxido de C), hecho que favorece el intercambio de dicha molécula entre la célula y el medio. Por el contrario, la combinación Si-O origina un compuesto sólido e insoluble (dióxido de Si o silicona), y esto origina su precipitación.

b) Los enlaces Si-Si son inestables y, por tanto, no son capaces de construir moléculas biológicamente resistentes.

c) La unión Si-O (silicona) es tan estable que resulta casi irrompible, lo cual afecta a su capacidad de reacción (carece de ella). Desde el punto de vista biológico, los enlaces deben ser estables, pero no hasta el punto de que bloquen el metabolismo.


Por otro lado, el C y los otros bioelementos primarios (O, H, N) resultan idóneos para edificar al ser vivo, por varias razones:

1) Presentan variabilidad de valencias, lo que permite el establecimiento de un alto número de combinaciones entre ellos, compartiendo electrones, es decir, formando enlaces covalentes.

2) Siendo los elementos más ligeros capaces de formar tales enlaces covalentes, éstos son de gran estabilidad y fortaleza.

3) Entre estos elementos pueden establecerse enlaces simples o múltiples, dando lugar a una gran variedad de grupos funcionales, que pueden reaccionar entre sí y originar nuevas moléculas.

4) Los enlaces C-C son estables, pueden formar largas y variadas cadenas, así como anillos cíclicos y heterocíclicos, que constituyen los "esqueletos estructurales" de una inmensa variedad de moléculas orgánicas.

5) La estructura tetraédrica de los compuestos de C puede proporcionar a las moléculas unas configuraciones tridimensionales diferentes (estereoisómeros), de las que derivan unas u otras propiedades y funciones.

Además, y para terminar, estos bioelementos originan compuestos generalmente polares, lo que facilita su disolución en agua. Esto supone una ventaja, ya que la mayor parte de las reacciones biológicas se desarrollan en este medio.

Más información: Vida basada en el silicio - Cardescu Web

1 comentario:

Luis Moreno Martínez dijo...

¡Me ha encantado!

Muy buen post :)